¿A donde se ha ido el espacio de mi disco duro?



Cuando adquirimos una computadora o un nuevo disco duro externo, pensamos que esta vez el espacio que estamos adquiriendo, nos servirá por años.
Generalmente, después de unos meses nos damos cuenta de que se está acabando ese espacio que creíamos era más que generoso.

Los grandes comedores de espacio son las fotos, especialmente las mil fotos (la mayoría malas) que tomamos con nuestra nueva cámara de 8 megapixeles, las grandes colecciones de canciones, algunos videos que bajamos de aquí y allá y después ni recordamos que los tenemos, programas duplicados, instaladores de programas duplicados, Screen Savers que ni siquiera nos gustaron, utilerías que no usamos, tutoriales en video que nunca vimos y un largo etcétera.

Una regla general es no dejar que nuestro espacio en disco duro, sea menor de unos 10 GB. Las personas que usan Photoshop deberían saber que el programa crea una memoria virtual de rápido acceso tomando espacio del disco duro. Cuando tenemos uno o dos gigabytes libres solamente, Photoshop puede causar serios problemas, puede ahogar los recursos que el sistema operativo necesita para funcionar.

Tal vez hayamos observado que cuando dormimos nuestra computadora, la acción no es inmediata, tarda algunos segundos. Esto es por que el sistema operativo, está creando un apartado llamado “sleepimage” en el disco duro, en donde está contenida una especie de fotografía con todo lo que la máquina tenía abierto en ese momento; todos los programas y archivos. Cuando despertamos nuestra máquina, esta toma de ese apartado la información que tenía disponible antes de entrar en modo de reposo. Si tenemos 2 GB de memoria RAM, eso medirá este archivo en el disco duro, pero si tenemos 4 GB o más, este será el tamaño del espacio en disco duro que es requerido. En este último caso, la recomendación de 10 Gb libres en disco duro tal vez no será suficiente.

Desde luego, una solución relativamente sencilla, es comprar un nuevo disco duro interno más grande. Esto no siempre es posible en el momento que se necesita. Para esos casos y para las personas que desean saber exactamente donde está el espacio de su disco duro, hay una utilería que aunque no ha sido revisada en los últimos tres o cuatro años, sigue funcionando. Esta utilería se llama Where is my Disk Space.

http://www.landsbert.dsl.pipex.com/diskspace/

Una vez abierto este programa, debemos escoger el disco duro a analizar y después de unos minutos, nos dará un listado de todos los archivos y programas que están en nuestro disco duro. El día de hoy, para comenzar bien el 2010 usé el programa y recuperé más de 50 GB de espacio en un disco de 300 GB. Desde luego, esta es una utilería que hay que usar solo si estamos seguros de lo que estamos haciendo, pues podríamos borrar un archivo vital para el funcionamiento de nuestra máquina, o un archivo valioso para nosotros y que no reconocimos adecuadamente antes de borrarlo.


Este programa en su versión completa (costo 10 Dlls), nos puede dar la localización de los archivos, facilitando la correcta identificación antes de proceder a borrar el archivo. Esta pequeña utilería puede agregar espacio fresco a su disco duro en lo que decide si adquiere un disco duro de mayor tamaño.